jueves, 19 de febrero de 2015

Para llegar a ser presencia, significa aceptar el riesgo de ausencia.



Por supuesto que te haré daño. Por supuesto que me vas a hacer daño. Por supuesto que nos haremos daño. Pero esta es la condición misma de la existencia. Para llegar a ser primavera, significa aceptar el riesgo de ser invierno. Para llegar a ser presencia, significa aceptar el riesgo de ausencia.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado, ¡he quedado con la boca abierta!.
    Besos nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Es una maravilla!
    Te sigo, me sigues?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me ha encantado la entrada, soy nueva en blogger, así que me encantaría que te pasases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, quédate porfa. http://tintasobrepapelmojado.blogspot.com.es/


    Un beso y muchísimas gracias.

    ResponderEliminar